Una madre que estaba cometiendo delitos fue detenida por un policía que después cambió de opinión

La justicia puede estar escrita en muchas partes, pero la verdad es que es muy subjetiva, depende de la persona que la está ejerciendo, también es muy distinta en ciertas partes, lo malo y lo bueno no significa lo mismo para todos. Así que hay que esta muy pendiente de todo eso.

Los policías son figuras de paz, orden y justicia por excelencia, todo el mundo piensa en ellos como un agente de lo bueno.

Pero lamentablemente no es así, resulta que ellos también son humanos y pueden cometer errores como cualquier otro ser humano tendría.

El problema radica en ¿qué se debe hacer cuando el policía se transforma en el delincuente? Esta es una verdadera diatriba y la respuesta no es nada sencilla, ya que se supone que él es quien determinará el castigo correcto hacia aquellos que obraron de manera errónea.

Check Also

Un niño de siete años escribe una carta de despedida, sabe que morirá.

Esta triste historia donde un pequeño de cinco años de edad recibió una terrible noticia …